De compras

Mat de yoga: ¡mejor el tuyo!

No sin tu esterilla

El yoga mat es el elemento más significativo de esta disciplina. Es una esterilla antideslizante que materializa el espacio de tu práctica y puede mejorarla considerablemente, proporcionando una base estable y adherente, o puede convertirse en tu peor pesadilla si es de mala calidad.

3 razones por las que deberías tener tu propio mat de yoga

Tal vez te hayas visto en esta situación alguna vez: manos que resbalan continuamente y acabas olvidando la postura, la intención de lo que hacías y en lugar de relajarte te estresas aún más.

Aunque todos los centros de yoga y cada vez más gimnasios disponen de esterillas para sus clases, adquirir un mat propio es una opción al alza. Te daré tres razones para hacerlo:

Clases perfectas. Si eres de las que cambia de centro asiduamente y te gusta probar distintas clases aquí y allá, habrás notado que las cualidades de las esterillas pueden variar mucho en función del perfil del estudio de yoga. Un mat propio es una garantía para disfrutar al máximo de la clase. El grosor y la adherencia los eliges tú, asegurándote unas condiciones óptimas para el ejercicio y un buen aislamiento del suelo.

Higiene personalizada. Los mats de uso común pasan por mucha gente al día, y aunque se limpien con una frecuencia estipulada, cientos de manos y pies, cuyos hábitos desconoces, dejan su huella y sudor. Está comprobado que es muy difícil que una esterilla transmita enfermedades; incluso los temidos hongos necesitan un ambiente mucho más húmedo para proliferar. Sin embargo, seas o no escrupulosa, es innegable que una esterilla de uso personal te asegura unos mínimos y la responsabilidad de su limpieza queda bajo tu control.

El yoga va contigo. Tener un mat en casa flexibiliza tu vida. Puedes hacer clases online cuando te apetezca, te lo puedes llevar al parque, e incluso de viaje, de forma que no dependes de un centro para disfrutar de una práctica cada vez que quieras. También te permitirá asistir a talleres y eventos wellness en los que suelen ofrecer esterillas, pero por lo general son muy básicas y desvirtúan la experiencia.

3 razones por las que deberías tener tu propio mat de yoga

A la hora de comprar un mat debes tener en cuenta sobre todo dos aspectos:

-Que el grosor sea perfecto para ti en función de tu sensibilidad al frío del suelo y el contacto con superficies duras.

-Que la adherencia del material se adecúe a la textura de tu piel y tendencia a sudar para asegurar que no resbalarás fácilmente.

El precio medio de las esterillas de buena calidad ronda los 40 €, una inversión a la que le sacarás mucho partido, porque son muy agradecidas y duran bastante.

Finalmente, si ya te has decidido a tener tu propio mat, también te hará falta hacerte con una bolsa especial para transportarlo cómodamente; las hay muy bonitas y son realmente útiles.

3 razones por las que deberías tener tu propio mat de yoga
Bolsa para esterilla de Shambala Barcelona.

Si no sabes dónde comprarlo te recomiendo mi tienda de mats online favorita; tienen gran variedad de diseño y cualidades, ¡seguro que encuentras el tuyo!

Loading...