4 posturas de yoga en pareja para hacer con amigas

¿Has practicado alguna vez el Yoga en pareja? Esta variación del Hatha Yoga es una herramienta de crecimiento personal y una opción divertida que invita a compartir, mejorar la comunicación y a progresar en equipo.

| Actualizado a

Las posturas en pareja son una forma de progresar, de favorecer el contacto físico, reforzar vínculos emocionales y descubrir nuevas sensaciones compartiendo tiempo de calidad, risas y mucho más con amigas, hermanas, familia y en realidad, con quien quieras.

Estos días he tenido la suerte de disfrutar la aventura de Elysia Yoga Convention con Nita Miralles, profesora del estilo Ashtanga y ahora amiga oficial. A ambas nos encantan las asanas entres dos mantenidas por más tiempo que en los estilos dinámicos que practicamos y enseñamos, el objetivo es profundizar en ellas y crear mayor conexión con la compañer@.

Las vacaciones son perfectas para innovar y hacer cosas diferentes. ¡Aprovecha la Semana Santa e incluye en tus rutinas de yoga esta secuencia sencilla de posturas en pareja!

1. PASCHIMOTTANASANA-SETHUBANDASANA

PASCHIMOTTANASANA-SETHUBANDASANA

Este asana es de cierre para la persona que porta y de apertura para quien queda encima; las dos posiciones son muy relajantes y se complementan.

  • Comenzad sentadas espalda con espalda y con las piernas juntas y estiradas.
  • Tomad aire y al soltarlo una se flexiona hacia adelante y la compañera simplemente se deja caer sobre la espalda abriendo el pecho de forma natural.
  • Una vez ahí quien está encima flexiona las rodillas apoyando los pies en el suelo separados a la distancia de las caderas para empezar a elevar la pelvis y poner más peso sobre la que está en pinza. Poco a poco se puede llevar los brazos hacia atrás y quizá también lleguéis a coger las manos de la compañera o incluso los pies.
  • Podéis mantener la postura un mínimo de cinco respiraciones profundas, más tiempo si ambas estáis cómodas.
  • Para deshacer el asana se vuelve al punto inicial muy despacio y se hace un descanso respirando tres o cuatro veces espalda con espalda antes de hacerla hacia el otro lado e invertir los roles.

Si os ha resultado más o menos sencilla y os apetece jugar un poco, podéis explorar las siguientes variantes.

La persona que está encima recoge las rodillas hacia el pecho para mejorar el equilibrio, trabajar el psoas y activar la musculatura abdominal. La persona que está debajo hará un estiramiento muy profundo de todos los músculos posteriores del cuerpo.

Asana

Variación con las piernas estiradas hacia arriba. El trabajo muscular es similar pero desafía aún más el sentido del equilibrio.

Asana 2

2. NAVASANA EN PAREJA o Doble Barca.

Dobnle barca

Equilibrio, fuerza y coordinación en una postura perfecta para estirar la musculatura posterior de las piernas, favorecer la escucha y mejorar el alargamiento de la columna.

  • Siéntate frente a tu amiga de manera que podáis sujetaos con las manos a la altura de la muñeca como aparece en la imagen, esa es la distancia correcta.
  • Con la espada lo más recta que podáis, apoyad pie con pie y estirad primero una pierna y luego la otra con control y manteniendo el equilibrio.
  • Una vez en la postura, aprovechad la sujeción para activar la musculatura de la espalda y alargar la columna al máximo. El abdomen está activo y la mirada se dirige hacia arriba sin colapsar el cuello.
  • Mantened un mínimo de cinco respiraciones y repetid tres veces con descansos breves entre repeticiones.

3. UPAVISTHA KONASANA doble.

UPAVISTHA KONASANA doble.

Esta flexión hacia adelante con las piernas abiertas genera un enorme estiramiento en la musculatura posterior e interior del tren inferior. Ayuda a mejorar la flexibilidad de esas zonas además de calmar el sistema nervioso.

  • Siéntate con tu compañera con las piernas abiertas todo lo que podáis sin que resulte molesto ni afecte a la espalda, que debe estar recta.
  • Sujetando las muñecas con las manos, una de vosotras permanece con el tronco erguido para asistir, mientras la otra se inclina hacia adelante y sujeta poco a poco otras zonas a medida que avanza, puede ser los brazos, los muslos, o incluso la cintura de la amiga.
  • Mantened de cinco respiraciones en adelante tratando de encontrar comodidad física y tranquilidad en las tomas de aire. Se realiza una o dos veces cada una.

Para profundizar un poco más podéis realizar una variante algo más avanzada.

Sujetando muñeca con muñeca, una de vosotras se inclina hacia adelante mientras que la otra va hacia atrás realizando una amplia extensión de columna y favoreciendo una apertura de pecho y caderas más intensa. Se mantiene cinco respiraciones y cambiais los roles.

Asana3

4. TORSIÓN doble.

4 TORSIÓN doble.

Las torsiones son posiciones que restauran el equilibrio muscular, ayudan a limpiar el organismo y a liberar tensión. Esta torsión sencilla es perfecta para concluir una práctica corta.

  • Siéntate espalda con espalda con tu amiga y las piernas cruzadas.
  • Sincronizando la respiración ambas giráis hacia la derecha; apoyais la mano derecha en la rodilla de la compañera y vuestra mano izquierda sobre la rodilla derecha. Con esa sujeción se reafirma la postura y podéis profundizar en el giro.
  • Mantened un mínimo de cinco respiraciones y repetid la torsión tres veces a cada lado sin descansos.

¡Para cerrar esta práctica os podéis dar un fuerte abrazo!

Mil gracias a mi preciosa Nita Miralles @reinodenita (modelos) y a Marta Sánchez-Moreno (fotógrafa) por esta sesión de fotos, las risas y los momentos maravillosos que hemos pasado juntas en @aegialis_hotel_spa.

¡Os quiero!

Loading...