Elysia Yoga convention: los yogis también tenemos maratones

Así fue la Convención Internacional de Yoga de Grecia

Una convención o congreso de yoga es un concepto casi opuesto a un retiro. La diferencia reside en que a un retiro vas a descansar mucho y a profundizar en tu práctica desde un ángulo tranquilo y a una convención vas tomar clases non stop y a exprimir el tiempo. Si eres una verdadera #yogayonki no puedes perderte un plan como este, mi prescripción es al menos uno al año.

¡Una carrera de fondo! así es como califico la increíble experiencia que he tenido en Elysia, la 1º Convención Internacional de Yoga de Grecia celebrada en la mágica isla de Amorgos hace apenas una semana.

Sabía que sería intensa dado el goloso menú de actividades programadas, pero más allá del calendario, la intensidad ha ido de la mano del profundo viaje interior que he hecho durante seis días llenos de vivencias compartidas y encuentros inesperados, en especial conmigo misma.

Convención Internacional de Yoga de Grecia

Impartir una master class en este contexto es siempre un regalo y un lujo, ya que formar parte de un equipo internacional de profesores te permite ver de cerca cómo se aborda esta disciplina en otros países, es inspirador, refresca tu práctica personal y te da ideas nuevas para renovar tus propias clases.

A la aventura no me he ido sola, he tenido dos compañeras de viaje maravillosas, Nita Miralles que también impartió una clase de estilo Ashtanga y Marta Sánchez-Moreno, apodada en esos días como #mamimanager por su enorme habilidad para planificar la agenda de cada jornada, organizar shootings de fotos y sacar el máximo jugo a todo.

Convención Internacional de Yoga de Grecia

Un post se me queda realmente corto para contarte todo lo que he hecho, entre dar clase, asistir a workshops, excursiones por la isla y momentos sociales he acabado positivamente exhausta.

Las clases comenzaban a las siete de la mañana en tres salas simultáneamente. Teniendo en cuenta que había dos actividades tanto de mañana como de tarde, suman un total de doce opciones al día, ¿no es eso una maratón yogi? E ahí la diversión: variedad de estilos de yoga, meditaciones guiadas, talleres de ayurveda, de mantras, sonidos sagrados y toda clase de materias relacionadas con llevar un estilo de vida saludable y consciente. No ha habido noche que no durmiera como una roca.

Convención Internacional de Yoga de Grecia

Para compensar semejante tute holístico nada como el cambio de escenario. La isla de Amorgos es un lugar de gran magnetismo y belleza que invita a la introspección, a conectar con la naturaleza y que calma los sentidos. El hotel-spa Aegialis nos acogió como yogis y huéspedes en sus fantásticas instalaciones preparadas para una clientela que aprecia el mimo y el detalle; lo mejor el spa de agua salada al que íbamos en tropel cada tarde.

Han sido unas vacaciones hiperactivas, pero vacaciones 100% wellness. He vuelto con las pilas puestas, con un crédito de buenas vibraciones que me durará largo tiempo y con nuevos amigos dispersados por el mundo que me hacen sentir conectada a todo.

Desde aquí, quiero agradecer de corazón a Mat Turner por invitarme a Elysia Yoga Convention y hacerme partícipe de una iniciativa increíble y a todas las personas con las que he compartido tiempo, risas, llantos, silencios y mucha, mucha luz. El próximo año seré fiel a la cita.

Convención Internacional de Yoga de Grecia

Si quieres curiosear visita la web de la convención: elysiayogaconvention.com

Loading...