Aceite de ricino, el elixir de las abuelas

Semilla milagrosa y veneno letal, el arbusto del ricino te regala sus misterios para potenciar la tersura de tu piel y protegerla. Descubre sus propiedades y secretos e incorpora este aceite ancestral a tus básicos de belleza.

Descubre los beneficios del aceite de ricino

Hasta hace muy poco el ricino me sonaba a amenaza de institutriz y remedio de abuelas, aunque jamás me lo dieron de pequeña y sonaba un poco a fábula de pueblo. Lo cierto es que ya los faraones lo usaban como fórmula purgante, uso extendido hasta nuestros días.

Lo descubrí gracias a mi nutricionista Laura Martínez de Greenology, que me lo recomendó tanto para el rostro como para otras zonas del cuerpo; yo que soy muy fan de los aceites no conocía sus aplicaciones estéticas porque lo asociaba al tratamiento del estreñimiento y trastornos similares, ¡qué equivocada estaba!

Se extrae de la semilla de un llamativo arbusto de colores rojizos y morados que recibe el mismo nombre. Para mi sorpresa es muy común en Tenerife donde yo crecí y lo encuentras casi en cualquier zona verde y húmeda; también lo he visto en los parques de Atenas. Ahora que lo distingo, admiro aún más esta planta que tantos recuerdos me trae de la niñez correteando por barrancos.

Beneficios del aceite de ricino

La semilla como tal es muy tóxica y hasta mortal, curiosamente el aceite extraído no lo es, el resultante es una de las grasas vegetales más untuosas, reconstituyentes e hidratantes que he probado nunca.

Su aroma no es el más atractivo, pero una vez aplicado en el rostro desaparece rápidamente. Quizá no sepas que este óleo forma parte de los ingredientes básicos de cientos de productos cosméticos como jabones, pomadas, sérums para hidratar el pelo, cremas faciales, champú o lubricantes.

Al natural es un complemento para cualquier tratamiento diario de belleza, pudiendo convertirse en la mascarilla nutritiva que necesitas para descansar la piel tras una larga jornada, en un aceite de masaje, o en tu contorno de ojos.

Propiedades del aceite de ricino

  • Más del 07% de su composición es ácido ricinoléico u Omgea 9, un ácido graso beneficioso para la salud.
  • Posee vitamina E y tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, siendo ideal para tratar infecciones como el acné o quemaduras.
  • La presencia de tocoferoles y su textura nutritiva lo hace ideal para el tratamiento de la dermatitis.
  • Fortalece el pelo de las pestañas y de las cejas.
  • Ayuda a regenerar las uñas quebradizas.
  • Previene la aparición de arrugas y estrías.
  • Hidrata media melena y puntas del pelo.
  • Tiene la capacidad de absorber toxinas y mejorar la circulación de la zona donde se aplica.

Usos del aceite de ricino

  • Puedes enriquecer tus cremas con unas gotitas de aceite de ricino, mézclalo bien y aplícalo hasta que la piel lo absorba; la proporción como más te guste, ¡experimenta!
  • Es el mejor contorno de ojos que he usado para la noche, ya que además de hidratar mejora la microcirculación de la zona. Lo aplico directamente.
  • Como tratamiento hidratante para los senos es imbatible, solo o mezclado con la crema que utilizas habitualmente te ayudará a prevenir la aparición de estrías.
  • Recuerda que la piel es el órgano más grande del cuerpo y lo absorbe todo, por lo que es recomendable que sea de cultivo ecológico.

Loading...