BLOG

EL MUNDO DE ADRIANA, por Adriana Ugarte

POR Adriana Ugarte

Tina y Tono, parte II

A veces la chispa no se apaga

Actualizado el

Tina y tono

Creo que fue algún insecto el que me trajo noticias acerca de estos dos seres a los que tengo tanto cariño.

Al principio, no pude creerlo.

Él me insistió, me dijo:

-¡Que sí! que Tina sintió de repente unas ganas fortísimas de besar a Tono.

-Pero, ¿cómo va a ser eso? La chispa se apaga y se apaga, -contesté yo-.

-Mmmhhh, pues verás, no siempre -me susurró misterioso-.(creo que era un insecto palo)

-A ver, cuéntame, cuéntame lo que sabes..

Tina y tono

-"Pasaron dos semanas y el dolor de Tina se hizo insoportable. Cada rincón, cada centímetro de este mundo estaba lleno de su compañero, y sin embargo, no podía verlo.

Decidió dejar de pensar si su decisión había sido o no correcta y se entregó a la sabiduría de los Vientos, confió en que ella le susurrara el camino.

Después de varios días de ayuno, despertó agarrada a un troco inmenso y, por primera vez pudo sentir lo que estaba aconteciendo fuera, las ofrendas que la rodeaban.

Tina y tono

-¿Y bien?-pronuncié atropelladamente, sí, un poco tartamuda-

-¿Cómo que "y bien"? ¿te parece poco?¡eres una insensible!

-Bueno, bueno, bueno, bueno, ¡ no te pases!

-Sí, estás siendo muy insensible porque estás pasando por alto una etapa importantísima en "la ruta de duelo & dolor".

Tina y tono

-Bueno, a ver, no te pongas idiota..

-Grrr... Por primera vez lo que experimentó Tina al abrir su ojillo almendrado izquierdo, no fue una cuchillada punzante en el plexo solar....

-¿Plexo solar??!!Pero, ¿por qué hablas como si fueras un profesor de yoga repipi?!!

-¿Cómo?!!Mira monina, esta es la última oportunidad que te doy. Y sí, te voy a contar la historia con mis palabras, con mi sensibilidad infinita. Que conste que estoy perdiendo mi tiempo porque eres prima lejana de Tina, pero entre tú y yo: Me pareces una Petarda.

-Y yo te voy a escuchar porque eres el único que maneja información fresca en este bosque. ¿Sabes por qué? Porque eres un cotilla de primera.

Tina y tono

-Continúo, petarda:

Por primera vez no sintió aquel dolor punzante que todo ser sensible con un poco de sensibilidad nota cuando ha perdido una parte importante de su vida. No, solo sintió luz, sólo la nariz inundada de hierba húmeda y sus pezuñas activas y energéticas.

Se puso en pie y dejó que el día la manejara a su antojo, no importaba qué hacer: todo le apetecía. Esa era la clave. Llevaba meses,18 meses, para ser exactísimos, perdida y apagada. No podía sentir el vigor de su cuerpo, ni la belleza de su tierra, ni el amor de su tortuga favorita. Había estado olvidado al amor. Así que decidió empezar a dar gracias bien grandes.

Tina y tono

Los primeras fueron para la sabiduría de los Vientos que le había facilitado una lente nueva, limpia, para observar el mundo con el corazón que se merece. Y danzó fuerte, muy fuerte, hasta que consiguió levantar una pequeña brisa que lanzó hacia los cielos.

Después se dirigió al tronco majestuoso que la había abrazado durante toda la noche. Lo acarició, lentamente y durante un buen rato. Cada protuberancia, cada estría de corteza, cada mancha se convirtieron en las protagonistas de sus besos.

Tina y tono

Dio gracias a las flores que acariciaban sus pantorrillas, al sol inmenso que cada día la sonreía como si fuera su abuelo, a cada fruto que la había nutrido, a cada uno de los habitantes del bosque que con su cariño o rechazo la habían enseñado a ser una ardilla libre y valiente. Y siguió deshaciéndose en arrumacos hasta que cayó agotada en una piedrota grande. Y la abrazó. Y lloró de la emoción de estar viva y sentirse viva.

Tina y tono

Y desde este estado pensó en Tono y quiso besarlo.

-¿Y?¿Lo llamó?

-No, ella no lo llamó.

-¿Lo llamaste tú o qué?!!

-Ayyyy...!!¡Pues evidentemente no!! .Pero porque no estaba al tanto de todo esto, claro.

-¿Entonces?¿Me vas a dejar en ascuas ahora?

-Entonces lo llamó el destino porque después de dar gracias a todo y a todos, Tina, hecha polvo, fue a parar encima de algo que quizá no fuera una piedrota grande..

Y sí… ¡lo besó, lo besó!

Tina y tono
Loading...