Olores y emociones

Alquimia

En busca de la piedra filosofal

Dícese del conjunto de antiguas doctrinas y experimentos, generalmente de carácter esotérico, relativas a las transmutaciones de la materia, que fueron el precedente de la moderna ciencia química:
La alquimia pretendía hallar la piedra filosofal para convertir los metales en oro.

El mundo de Adriana: Alquimia

Mi primer contacto con este universo fue hace diez años exactamente. Decidí pasar aquellas Navidades en el desierto y me llevé conmigo mi nueva adquisición. Recuerdo que me acompañaba después de cada ducha, como un baño oleoso que penetraba hasta los lugares más invisibles de mi organismo.
Se trataba de un elixir de un aroma adictivo que tenía la función de esculpir tu cuerpo. Os explico:
Body sculptor era y es una fórmula creada a base de ingredientes vegetales de origen cien por cien natural. Si prestamos atención a la leyenda de los principios que se conjugan –yo siempre lo hago, para constatar que los más poderosos son citados en primer lugar, lo que indica que son más abundantes. En este caso, en el que la sinergia es en su totalidad a partir de materia viva, no es relevante que unos sean más abundantes que otros– veremos que encabezan la lista la avellana, la ciruela, el trigo y que la cierran la pimienta, el limón y el geranio como componente natural del aceite esencial del que proviene. Este tipo de fórmulas no suelen ser habituales: son fórmulas valientes que se construyen sobre la base de elementos no procesados, ni maleados para prolongar su tiempo de vida. Supongo que esta fue la razón por la que me enamoré de esta casa, de la maison Alquimia, hace diez años, porque uno duda si embadurnarse o comerse sus creaciones.

El mundo de Adriana: Alquimia
El mundo de Adriana: Alquimia

Bueno, volviendo al desierto y a las duchas improvisadas –os podéis imaginar–. El caso es que estaba en una época muy deportista, pero es cierto que somos seres vivos, muy dominados por las hormonas. La retención de líquidos o la acumulación de grasa caprichosa en determinadas zonas de nuestro cuerpo es habitual. El masaje siempre es un apoyo, un empujón para que la circulación sanguínea se active, pueda quemar y redistribuir con la ayuda de nuestras manos y de la medicina natural.

El mundo de Adriana: Alquimia

Os voy a ser sincera: soy bastante escéptica y si no noto resultados pasadas unas semanas interrumpo el plan y, por otro lado, soy bastante conservadora –desde el punto de vista de la salud– y solo pongo a mi cuerpo en contacto con productos en los que no pueda encontrar ni un “pero”.


La época del desierto fue en la que recibí el mensaje sorpresa de mu madre:
“Adri, tranquila, respira. Dios mío, qué alegría, hija. Estás nominada a los Goya”.


Va a parecer mentira, pero cuando lo leí estaba subida encima de un camello y me puse a llorar de alegría desconsoladamente. Pobre camello, qué tuvo que sentir la criatura... –“chica no seas sentimental, que me estás dejando el lomo empapuchado”–.
Aquella fragancia de Alquimia, que sí, que convierte metales en oro, quedó para siempre vinculada al vértigo y a la alegría infinitos. No lo puedo evitar, cada olor es una emoción, una edad, unos sueños. Pero existen algunos que pasan de ser apoyos a cómplices en los que confías, y entonces, se convierten en testigos de tu intimidad.

Loading...