¿Qué tipo de exfoliante necesita tu piel?

Las opciones son mecánico, químico o enzimático. Descubre cuál de los tres le conviene más a tu cutis.

1 / 6
dior-exfoliante. Piel 100% fresca

1 / 6

Piel 100% fresca

La textura de este exfoliante mecánico es un polvo que, en contacto con el agua, se convierte en espuma. El extracto de azúcar que contiene afina la textura y las semillas de loto pulen la superficie.
*Exfoliante en polvo Time To Glow, de Dior (45 €).

rodial-exfoliante. Ni una mancha

2 / 6

Ni una mancha

La combinación de ácido azelaico 100% active, ácido glicólico, ácido lactico, ácidos de frutas y tecnología probiótica hacen que este peeling químico proporcione una apariencia más luminosa, joven y sin manchas.
* Super Acids x-treme acid rush peel, de Rodial (84,50 €).

colbert-exfoliante. Efecto antiedad

3 / 6

Efecto antiedad

Con una microdermoabrasión enzimática suave, este producto ayuda en el proceso natural de reparación de la piel, removiendo células muertas y reduciendo las líneas de expresión, las arrugas, las manchas de la edad y la hiperpigmentación.
*Intensify Facial Discs, de Colbert MD (62 €).

novexpert-exfoliante. Luminosidad a raudales

4 / 6

Luminosidad a raudales

Este producto mezcla mascarilla, para una limpieza biológica, con exfoliante, para una limpieza mecánica. Basta con ponerlo sobre la piel lisa, dejarlo actuar unos minutos, masajear evitando el contorno de los ojos y enjuagar con agua tibia.
*The Expert Exfoliator, de Novexpert (24,95 €).

 dbdfh. Adiós espinillas

5 / 6

Adiós espinillas

Este polvo enzimático es adecuado para todo tipo de pieles con problemas de asperezas y espinillas. Su abundante espuma deja la piel limpia y suave. 
*Silk Peeling Powder, de Sensai (77 €).

Poder 2 en 1

6 / 6

Poder 2 en 1

Aparte de estimular la renovación celular de la piel, este peeling qímico/enzimático mejora su textura, sin resecar ni irritar. Además, hidrata y actúa sobre arrugas, manchas, falta de luminosidad, poros y marcas de acné.
*Geen.Peel, de One.Gen/0,1 (66 €).

| Actualizado a

¿Cuántas veces has oído o leído lo importante que es limpiarse bien la cara antes de aplicarse cualquier crema o tratamiento para que sea eficaz? Y, aunque hagamos más énfasis en la limpieza diaria, una exfoliación regular también es primordial para lucir un cutis bonito, ya que elimina todas las células muertas acumuladas y ayuda a que no se acumulen impurezas. Así que deja la pereza a un lado e introduce este gesto en tu rutina diaria. ¿Cuándo? Una vez a la semana si tu piel es normal, dos veces si es muy gruesa o se ensucia mucho, cada diez días si es acneica y cada dos semanas si es sensible. Además, si después de esta acción aprovechas para aplicarte una mascarilla, tendrás un rostro de escándalo.

Sin embargo, aparte de la constancia, elegir el producto más adecuado para tu tipo de piel es primordial. Marta Gamarra, directora de formación de Colbert MD, Rodial y Novexpert, te explica cuál es el mejor para ti:

  • Piel sensible. Debes elegir versiones más suaves que no hagan un gran arrastre y que la arista no sea muy gruesa. Los exfoliantes enzimáticos no necesitan ser frotados, sino que al retirarlos se arrastran las células muertas con los enzimas y así no se agrede la piel.
  • Piel acneica. Los ácidos que contienen los exfoliantes químicos en su fórmula son capaces de eliminar la capa más externa. Al ser un poco más fuertes eliminan células muertas y evitan que se acumulen bacterias.
  • Piel gruesa. Si no tienes imprecaciones en la cara, ni ningún otro problema, los de gránulo o mecánicos son la mejor opción para ti. Su plus es que puedes graduar manualmente la intensidad de la acción. Los que incorporan sal marina suelen ser más suaves, ya que esta se solubiliza con el agua; los que están elaborados a base de cáscaras micronizadas arrastran un poquito más.

Loading...