Consejos de belleza

¿Puede no estropearse el pelo en verano?

Siguiendo los consejos adecuados, podemos mantener una melena en condiciones óptimas sin necesidad de cortar por lo sano al llegar el otoño. Te contamos cómo hacerlo.

1 / 9
Champu Détox

1 / 9

Champu Détox

Desintoxicarás tu pelo de los restos de siliconas y lo reforzarás con pomelo, aceite de argán, Aloe Vera y mentol. De Freshly Cosmetics (14 €).

Aftersun capilar

2 / 9

Aftersun capilar

Elimina el cloro, la sal y el sudor. Regenera el pelo después de la exposición al sol otorgándole elasticidad, de My Organics (29 €).

Aceite reparador

3 / 9

Aceite reparador

El secreto de las tahitianas en tu melena. El monoï de Tiaré repara la fibra capilar y deja un increíble olor avainillado. Déjalo actuar antes del lavado, aclara y ¡voilà! De Hei Poa (21,50 €).

Spray multiusos

4 / 9

Spray multiusos

Repara, protege el color, del calor, desenreda… Así hasta 12 beneficios y sin aclarado, de Kativa (9,30 €).

El producto de ‘styling’

5 / 9

El producto de ‘styling’

El efecto de pelo de playa se puede conseguir con el producto adecuado, y que además proteja tu melena, de Moroccanoil (28 €).

Ampollas rescate

6 / 9

Ampollas rescate

En sólo un minuto repara el pelo para que el daño veraniego no se acumule y destruya la fibra capilar, de Pantene.

Reparador intenso

7 / 9

Reparador intenso

El tratamiento ideal para hacerlo en casa si tienes el cabello muy dañado. Con aceite de oliva, almendra y aguacate, de Lush (desde 9,95 €).

Aceite protector

8 / 9

Aceite protector

Con filtros UVA y UVB, resistente al agua y antioxidante. Perfecto para proteger el color, de Collistar (20,50 €).

Solar capilar

9 / 9

Solar capilar

Protege de las agresiones externas provocadas por el sol, el cloro y el mar. A la vez repara e hidrata, de Nuxe (14,90 €).

| Actualizado a

Salud capilar

El primer paso antes de someter tu pelo a las condiciones propias del verano como el calor extremo, los rayos del sol o la agresión provocada por el salitre y el color es evaluar en qué estado está nuestro cabello. Sea cual sea éste, ponernos en manos expertas es el punto de partida.

Visita a la peluquería

Un centímetro bastará para preparar una melena sana, si está realmente estropeada realizaremos un tratamiento intensivo de hidratación para que no se seque más de la cuenta. Habla con tu peluquero y déjate aconsejar. Tal vez, si estabas pensando en un cambio de ‘look’, sea un momento idóneo para llevarlo a cabo.

No es tiempo para decolorarse

El blanco, plateado o el rubio platino son colores muy llamativos y, en algunos casos, favorecedores. Pero a su vez deterioran la fibra capilar, por eso, el verano no es la estación adecuada para optar por estos tonos. El pelo va a sufrir bastante y es aconsejable no deshidratarlo más.

La ducha: un momento clave

La preparación es esencial, y ésta empieza desde el lavado. Echa mano de champús hidratantes, mascarillas que nutran el pelo desde dentro y no lo ablanden (muchos suavizan pero no alimentan la fibra). Acaba tu lavado con sérums o tratamientos sin aclarado con más de un beneficio, sobre todo que tengan protector térmico.

Sécalo al aire

Es un buen momento para reconciliarte con tu melena, da igual si es fina, fosca o muy rizada. Conseguiremos el efecto que queramos con productos de ‘styling’ y dejaremos a un lado las planchas y los secadores. No hay otra época mejor para dejar respirar el pelo al aire libre. ¿Quieres hondas? Hazte un moño bajo con el pelo semi húmedo media hora antes de salir de casa, luego suéltalo. Te quedarán unas ondulaciones naturales maravillosas sin necesidad de calor.

A la playa con el kit

O la piscina. El protector de pelo debe ser otro solar más dentro de tu neceser de verano, está demostrado que los rayos solares chamuscan y resecan también la melena, no sólo la piel. Un spray que evite que esto pase será el aliado perfecto para conseguir que nuestro pelo esté sano durante todo el verano y llegue intacto a otoño.

Loading...