Por qué no debes dejar de comer hidratos de carbono

No, no te ayudará a adelgazar y muchos son necesarios.

Por qué no debes dejar de comer hidratos de carbono

¿Has abandonado el pan, la pasta y los cereales para no engordar? Estás equivocada. Según el estudio Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España (ANIBES), elaborado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) en colaboración con varios expertos científicos, las mujeres tenemos un “perfil calórico desequilibrado, de acuerdo con las recomendaciones de la EFSA”. Y esto es un error.

Aunque el nivel medio de calorías que consumimos es adecuado (1.660 kcal/día), éste está mal repartido. “El 17,0 % de la energía ingerida proviene de proteínas, el 38,7 % de lípidos, el 41,2 % de hidratos de carbono (de los que el 17,8 % son azúcares simples), el 1,4 % del alcohol y el 1,5 % de la fibra dietética”, aseguran los expertos tras llevar a cabo su investigación. Quizá el 41,2% te parezca un nivel adecuado, pero está por debajo de lo recomendado y nos encontramos entre los perfiles inferiores dentro de la Unión Europea, donde los hidratos de carbono suponen entre el 36 y el 56 % de las calorías consumidas en adultos, según el European Nutrition Health Report 2009.

¿Qué cantidad de carbohidratos debemos consumir al día?

Según los expertos, lo recomendable es que el 50% de las calorías diarias provengan de hidratos de carbono. Esto supondría, por ejemplo, unos 250 gramos diarios (a repartir entre varios tipos de hidratos, no vale atiborrarse a pasta) en una dieta de 2000 calorías. Lo ideal es que encuentres el equilibrio entre pastas y cereales y los carbohidratos que también encontrarás en legumbres, frutas y verduras; perfectas fuentes de vitaminas, fibras y energía.

Y es que, sin lugar a dudas, no siempre tienen por qué engordar. Esta fuente de energía se convierte en grasa solo si no la utilizamos (ya te hemos hablado de la importancia del balance energético).

Beneficios de los carbohidratos

Como ya hemos comentado, no debemos abusar de ellos, pero sí es importante mantenerlos en nuestra dieta ya que aportan grandes beneficios a nuestro organismo.

Por un lado, son una fuente rápida de energía para nuestro cuerpo, pero además, son saciantes y mantienen la masa muscular. También mantienen nuestro cerebro más despierto, recuerda que éste necesita constantemente glucosa para funcionar correctamente. Y por si te parecía poco, son beneficiosos para nuestro estado de ánimo ya que nos ayudan a generar las llamadas “hormonas de la felicidad”, para nuestra digestión (ten en cuenta que la mayoría de ellos son ricos en fibra) y a regular nuestros niveles de azúcar. ¿Necesitas más motivos?

Te puede interesar:

nutrición salud Alimentación cuerpo
Loading...