Los mejores antiojeras y trucos para utilizar el corrector

Cuando no has podido descansar lo suficiente o tienes cansancio acumulado, tu cara es el primer reflejo de ello. Menos mal que existen el maquillaje y, concretamente, los correctores. Tenemos la selección de antiojeras perfecta, y en todo tipo de formatos y fórmulas, para que las ganas que tienes de volver a la cama no se vuelvan a reflejar en tu rostro.

1 / 10
Nars

1 / 10

Nars

Corrector en crema Soft matte complete concealer (29 €). 

Urban Decay

2 / 10

Urban Decay

Corrector Naked skin (24 €). 

Mac

3 / 10

Mac

Stick corrector Studio fix perfecting (22 €). 

Bobbi Brown

4 / 10

Bobbi Brown

Corrector Instant full cover concealer (35 €). 

Benefit

5 / 10

Benefit

Corrector iluminador de la línea BOI-ING, efecto retoque (24 €). 

By Terry

6 / 10

By Terry

Corrector Stylo-expert click en formato stick (31 €). 

Kat Von D

7 / 10

Kat Von D

Corrector líquido Lock-it (26 €). 

Lancôme

8 / 10

Lancôme

Corrector en crema Effacernes longue tenue (36 €). 

Mary Kay

9 / 10

Mary Kay

Corrector líquido Perfecting concealer (22 €). 

Maybelline

10 / 10

Maybelline

Kit corrector Master Camo (9,99 €, en maquillalia). 

¿Qué corrector tiene la cobertura suficiente como para tapar mis ojeras por completo? Esa es la pregunta del millón y lo cierto es que no existe una respuesta universal, lamentablemente. Cada persona es un mundo, así como su piel. Para tapar un tipo de ojeas u otras, primero es necesario distinguir los tonos en los que ellas se presentan y así saber neutralizarlas con los colores opuestos, los adecuados.

Es decir, las ojeras que tiran más hacia los colores azul, gris o marrón tienen que usar correctores con subtonos anaranjados o salmón. Por el contrario, las que son más moradas o violetas, tienden a disimularse mejor con correctores de subtono amarillo. No debemos confundir corrector con antiojeras. El corrector abarca un espectro muchísimo más amplio, como pueden ser los granitos o marcas y manchas, las zonas amarillentas que a veces presenta nuestra piel y las ojeras (por supuesto).

Lo ideal para lograr una capa bien uniforme y con la cobertura suficiente como para taparlas por completo es, primero, deducir el color de nuestras ojeras. Una vez lo sabemos, procederemos a usar un corrector de nuestro color. El tono tiene que ser exacto a nuestro color de piel, ni más claro ni más oscuro. El subtono, el correspondiente (amarillo o naranja). Una vez hayamos aplicado esto en la zona, procederemos a aplicar la base (o la CC, BB, DD Cream) por todo el rostro y encima del producto que ya hemos puesto sobre nuestra piel. Este último paso es opcional, si no usas más que crema hidratante o con protección (¡súper obligatoria!), tampoco la necesitas para tapar las ojeras. A continuación, pasaremos a aplicar el corrector. Es muy importante saber de qué manera hacerlo, puesto que es un error muy común aplicarlo solamente en la zona a tapar, pero lo cierto es que tiene que formar un triángulo, uniendo tres puntos desde la base de la nariz hasta el extremo inferior del ojo y el lagrimal.

¡Et voilà! Ni rastro de las dichosas ojeras. Toma nota de la selección de los 10 mejores correctores del momento y dirás adiós a las ojeras para siempre.

Loading...