Los 5 mandamientos de belleza que debes seguir después del entrenamiento

Si no quieres que tu cabello y rostro se vean perjudicados después de hacer ejercicios, debes seguir a raja tabla estos mandamientos.

1 / 5
Dúchate siempre inmediatamente después

1 / 5

Dúchate siempre inmediatamente después

No pongas la excusa de que prefieres hacerlo en casa. Las bacterias se pueden acumular, obstruir los poros y que se produzcan reacciones y pequeños granos en tu cuerpo y cara. ¡Cuidado!

Hidrata las zonas irritadas de la piel

2 / 5

Hidrata las zonas irritadas de la piel

Las bacterias que producimos al sudar pueden ocasionarnos muchas veces irritación y enrojecernos la piel. Por este motivo te aconsejamos que después de la ducha uses siempre hidratantes.

No te acostumbres a usar siempre secador

3 / 5

No te acostumbres a usar siempre secador

Si tienes un pelo rebelde y solo te gusta después de secarlo con secador o plancha, ¡no lo hagas siempre! Acostúmbrate a recogerlo en una trenza o coleta. Échale imaginación y reduce el daño.

Usa champús suaves con tu cuero cabelludo

4 / 5

Usa champús suaves con tu cuero cabelludo

Si siempre sientes la necesidad de lavarte el pelo después de entrenar, recuerda que no debes usar champús demasiado agresivos, porque puedes empezar a tener problemas de descamación o debilitación.

Con el rostro, máximo cuidado

5 / 5

Con el rostro, máximo cuidado

Si no te da tiempo a ducharte justo después de entrenar, lava por lo menos la cara y sobre todo si la tienes con tendencia acnéica. Podrías producirte más sebo y que aparecieran más granitos en ella.

| Actualizado a

Sí, por fin lo hemos conseguido: hemos empezado nuestra rutina deportiva y ya no hay excusas que valgan. La pereza se ha quedado a un lado y ya practicamos ejercicio entre tres y cuatro veces por semana. Aunque parezca duro llegar, por fin nos podemos definir como una auténtica chica fitness. Pero después de estar así un tiempo, nos hemos dado cuenta que tenemos que tener un cuidado especial con nuestro pelo y nuestra cara. ¿Y ahora que hay que hacer? Sí, hay unos cuidados específicos que debemos seguir si queremos no dañar nuestro cabello y rostro sanos.

Las toxinas que eliminamos al hacer ejercicio son una de las consecuencias saludables de la actividad física pero, ¡cuidado! Si no seguimos unos tips beauty (y los añadimos a nuestra rutina diaria de entrenamiento) podríamos ver debilitadas nuestra piel y cuero cabelludo. Así que no cometas más errores y empieza a seguir este ritual para que el ejercicio físico sólo se nos note en esos kilos que vamos perdiendo, entre sus muchas otras ventajas para nuestra salud.

Dos reglas de oro para el cuidado de nuestro cabello después del gimnasio tienen que ver con la continua obsesión por lavarlo tras cada entrenamiento. Sabemos que hay diferentes tipos de cabellos y que hay que hacer más hincapié en el lavado del pelo con tendencia grasa. Pero si hacemos un ejercicio moderado, que no implique demasiada sudoración, como pilates o yoga, quizás podamos mantenerlo limpio con champús en seco. Si por el contrario, practicamos deportes de alta intensidad con frecuencia, lo ideal sería lavarlo con champús suaves que cuiden nuestro pelo con mimo.

Para la piel, lo importante es la higiene constante. Sudar es una consecuencia de practicar deporte y los poros de nuestro rostro y cuerpo se pueden ver afectados. Si no mantenemos una exhaustiva limpieza, podríamos vernos invadidos por pequeños granitos en nuestro cuerpo o en nuestra cara. Y, sobretodo, las pieles con tendencia acnéica, que podrían verse seriamente afectadas. Usar jabones que limpien en profundidad y cremas oil free que calmen la irritación producida por la transpiración son dos máximas que debemos tener interiorizadas ya.

Repasa nuestra galería para saber cuales son los 5 sencillos hábitos que debemos adquirir después de hacer ejercicio, si queremos estar guapas y tener un rostro y una melena de 10.

Loading...