Hazte un maquillaje ochentero en pocos minutos

La década de los 80 vuelve a nuestras a nuestros looks como una explosión de color

Ampliar galería
Color intenso y algo más

Color intenso y algo más

Con su efecto ultra hidratante con aloe vera, rosa mosqueta y manteca de cacao nutren, regeneran y protegen los labios permitiendo jugar con su versatilidad. Lipsticks de Camaleon Magic Colourstick (7,90 €)

Mirada de neón

Mirada de neón

Un producto muy versátil que se puede utilizar para un maquillaje de noche, de aspecto impactante con aire punk. Estos pigmentos fluorescentes se pueden utilizar para crear efectos puros, para difuminar o mezclar con otras texturas. Su peculiaridad es que al acercarlos a una luz negra reaccionan de forma espectacular. Fluo Night de Makeup For Ever. 

Ruborízate

Ruborízate

Un toque de color saludable que realza tu belleza natural al tiempo que proporciona un color puro gracias a sus pigmentos micronizados que, además, aportan suavidad mientras se funden con la piel. Accord Perfect Blush de L'Oréal

Prueba el efecto arcoiris

Prueba el efecto arcoiris

Sombra de ojos de color intenso cuya fórmula de nueva generación ha sido obtenida mediante la mezcla continua de pigmentos y aceites, para un resultado sorprendente en el que prima el color.  El modo de aplicarla con el fin de lograr un look ochentero, es en forma de cuchillo, desde la boca hasta la sien. Smart Colour Eyeshadow de Kiko Milano (2,50 €)

Labios a todo color

Labios a todo color

Elegante y sencillo con una fórmula ultra emoliente, aporta una explosión de color a los labios, manteniéndolos hidratados y cuidados. Rouge Volupté Shine Oil in stick de Yves Saint Laurent. (35,50 €)

La gama de los rosas siempre es un acierto

La gama de los rosas siempre es un acierto

Recordamos que Roberto Siguero sugiere utilizar el mismo tono de colorete que de labial para conseguir un perfecto look de los 80. Este rosa intenso es una buena opción. Cushion Blush Subtil de Lancôme

La época de "la movida" nos trajo buenos iconos como Alaska, Madonna o Marta Sánchez y su alegre extravagancia a la hora de maquillarse. "Es el triunfo del color en labios, ojos y pómulos, donde piel y pestañas pasan a un segundo plano", sentencia Roberto Siguero, Make up artist de Lancôme.

Este look no consiste en no utilizar base de maquillaje, se puede usar la de siempre con el fin de dejar un rostro bien pulido. Pero, sin lugar a dudas, lo más importante es el colorete "afilado en forma de cuchillo, desde la boca a la sien y en colores muy llamativos tales como: fucsia, morado o rosas", continua Siguero. Una de las claves de esta época, desvela el maquillador de Lancôme, es que "el tono del blush era el mismo que el de los labios". Estos últimos muy marcados y en punta, con un estilo punk.

En el maquillaje de ojos no hay término medio, pues en esta década se caracterizaban por una combinación atrevida de tonos flúor desde el lagrimal hasta la sien. Siguero señala que "la cuenca del ojo, la banana, va muy marcada en colores como amarillo, malvas, o azules y muy rasgados con una técnica que nada tiene que ver con la corriente de color block, ya que va muy difuminada y con un degradado de color a modo arco iris".

A pesar de que pestañas y cejas no son protagonistas, el experto recomienda utilizar máscara y las cejas, símplemente dejarlas salvajes y tupidas.

Déjanos tu comentario