La guía de belleza

Un exfoliante antes de autobroncearte

Te damos las claves ‘exfoliantes’ para que luzcas un bronceado bonito y uniforme.

1 / 4
Para pieles claras

1 / 4

Para pieles claras

La intensidad aumenta con la frecuencia de la aplicación, pero una capa al día es suficiente con el ‘Super Soint Autobronzant Hidratant Corps’ de Sisley (101,50 €). Opta por este tipo de lociones hidratantes que prometen ese brillo ‘gradual’ que necesitan pieles como la tuya.

Para pieles medias

2 / 4

Para pieles medias

Elige un líquido o gel-crema con DHA intenso, como este, con color autobronceador de Lierac (23 €). Entre una y tres horas tu tono de piel se profundizará y, además, notarás tu dermis más lisa y satinada. Si es necesario, reaplica a las ocho u doce horas.

Para pieles oscuras

3 / 4

Para pieles oscuras

La crema bronceadora te igualará imperfecciones y el aceite (brillante y cobrizo) te proporcionará un resplandor irresistible. Puedes probar estos dos productos, complementándolos: ‘Leg Mist Honey Bronze’ de The Body Shop(20 €) y el ‘Monoi Body Glow’ de Nars (59 €).

La apuesta para tu rostro

4 / 4

La apuesta para tu rostro

Mezcla 2 ó 3 gotas de este concentrado con tu crema hidratante y verás lo fácil que es lucir buena cara al instante. Si quieres un tono más intenso, añádelo a tu tratamiento de día y de noche. ¿Lo mejor? No tiene olor y contiene aloe vera para hidratar. Es el ‘Addition Concentré Eclat’, de Clarins (25 €).

No nos extraña que las palabras ‘moreno de bote’ despierten todas tus alertas. ¡No hay nada más horrible que unas piernas color anaranjado o un rostro tres tonos más oscuro que el cuello! Por eso hemos probado por ti las últimas lociones bronceadoras, para asegurarte un irresistible efecto ‘besado por el sol’ de pies a cabeza.

¿Alguna vez has usado un spray bronceador y te has preguntado por qué tus tobillos y tus rodillas parecen más manchadas que morenas? Las células muertas pueden bloquear ingredientes como el dihidroxiacetona (conocido como DHA, la molécula de los bronceadores que produce el color oscuro). Utiliza un exfoliante antes de autobroncearte y ¡problema resuelto!

Para garantizar un acabado lo más natural posible, es imprescindible que elijas tu producto ideal basándote en el color de tu piel y no en el tono que quieres adquirir. Aviso para novatas: las fórmulas teñidas, que depositan color temporal mientras las aplicas, son de gran ayuda. Con ellas se puede comprobar si falta algún punto para cubrir mientras aplicas. ¡Atrapa el bronceado!

Tienes que tener en cuenta también qué tipo de piel tienes, porque los productos a utilizar y los resultados no son los mismos en todas las clases. Atenta:

Piel clara: Opta por lociones hidratantes que prometan un ‘brillo gradual’, como lo hace la que te proponemos en la galería. Una dosis pequeña de DHA proporciona resultados más sutiles. Empezarás a percibir un cambio de color en pocas horas.

Piel media: Elige un líquido o gel-crema con DHA intenso (con melanina natural), un activo que aporta una coloración dos veces más intensa (como su propio nombre indica) y tres veces más rápida. Entre una y tres horas, tu tono de piel se profundizará y, además, notarás tu dermis más lisa y satinada.

Piel oscura: En vez de usar autobronceadores, es preferible que hagas tu propio mix para resplandecer. Primero, aplica una crema con color y después un aceite corporal con brillo. La crema sirve para igualar las imperfecciones; un aceite brillante y cobrizo te proporcionará un resplandor irresistible.

Apúntate los productos que te sugerimos en la galería.

Loading...