Cuatro terapias energéticas que te cambiarán la vida

A veces solo hacen falta unas pocas horas para transformarte por dentro y por fuera

1 / 4
masqi. Transformación

1 / 4

Transformación

"Las terapias nos ayudan a sanar errores del pasado, pero está en nuestras manos no acumular más desequilibrios siendo fieles a nosotros mismos. Así que antes de dar un paso preguntate si esa acción que vas a hacer es la que piensas y sientes que te hace más feliz", sentencia Sonia Ferre (MasQi)

sha. Mejora tus biorritmos

2 / 4

Mejora tus biorritmos

En esta paraiso al servicio de la salud y bienestar, ofrecen distintos tipos de terapias, entre las que destacan la terapia de biorresonancia. Esta evalúa el funcionamiento energético del cuerpo humano en su conjunto para que, a partir de ahí, el terapeuta ordene la emisión de las ondas bioenergéticas necesarias para contribuir a la curación de determinadas enfermedades o patologías y contribuir a mejorar el funcionamiento global de nuestro organismo. Sha Wellness Clinic 

niwa. Vive despacio

3 / 4

Vive despacio

Frecuentado durante todo el año por gurús del bienestar y amantes del slow living, este es un lugar que defiende el vivir sin prisas evitando el estrés, y regresar a lo auténtico, a lo orgánico, a lo tradicional y sostenible. Una escapada que merece la pena realizar y probar alguna de sus terapias de bienestar. Hotel Spa Niwa .

samaya. Armoniza tu piel durante un rato

4 / 4

Armoniza tu piel durante un rato

Gracias a las propiedades del aceite de rosas, el ritual de las Tres Rosas, aumenta la regeneración celular y previene el envejecimiento prematuro. Revitaliza y devuelve la frescura y luminosidad a la piel aportando un alto nivel de hidratación y nutrición. Con las fragancias y las propiedades de la esencia de la rosa, se logra aportar serenidad, mejorando la calidad del descanso, ayudando a reducir las alteraciones provocadas por los desarreglos hormonales. Además utilizan cuarzos rosas que estimulan los puntos energéticos en los puntos de reflexología facial. Samaya Moments

 

Existe un punto en el que todo fluye sin más. Donde no hay miedos ni presiones y en el que los pensamientos y las emociones se llevan bien y conectan de forma natural. Todos lo tenemos, pero no siempre es fácil encontrarlo, ya que nos perdemos en un mar de desequilibrios que al final se traducen en problemas de salud. Por eso nacen las terapias energéticas. Con ellas "se consigue encontrar la raíz del desequilibrio y permiten solucionar el problema definitivamente", afirma Sonia Ferre, propietaria de MasQi. Entonces, cuando pruebas alguna de estas experiencias te cambia la vida y todo lo que esta implica: hábitos, alimentación, etc. En esto del desarrollo personal, apunta Sonia, "todos tenemos nuestros talones de Aquiles, y poder encontrarlos y solucionarlos es un avance muy importante para el desarrollo de cualquier persona". En las terapias energéticas buscamos los puntos en desequilibrio en nuestro cuerpo, ya sean físicos, mentales, emocionales e incluso a niveles más sutiles. Estos puntos débiles se localizan utilizando la kinesiología -estudio del movimiento del cuerpo humano- "para poder equilibrarlos y devolver el estado de salud a un equilibrio natural".

Ya sea un problema de salud crónico, algún desorden físico como el insomnio, problemas digestivos o un dolor concreto, o un tema emocional, todo tiene un porqué. Encontrarlo y conocer la manera de sanarlo, permite liberarnos de esa limitación, para seguir adelante con la vida con más fuerza.

El equilibrio perfecto, el clímax, el nirvana, o llamémosle X, sabemos que lo hemos encontrado, según declara Sonia Ferre, "cuando vivimos en coherencia entre lo que pensamos, hacemos y sentimos. En este punto es más difícil ponernos enfermos, ya que conseguimos un estado de paz interno queno solo bos aporta felicidad sino también, con ella, salud".

Y es que, en realidad, "la vida es muy sencilla, pero la hacemos complicada viviendo hacia fuera con muchos objetivos y metas, y sin molestamos en buscar la coherencia en nuestras acciones", concluye la propietaria de MasQi.

Loading...