El corrector que mejor se adapta a tu piel por menos de 9 euros

Descubre estas 9 propuestas 'low cost'. Fórmulas hidratantes, ligeras o matificantes según cúales sean tus necesidades.

Ampliar galería
 Corrector Borrador Anti-Age, de Maybelline.

Corrector Borrador Anti-Age, de Maybelline.

 Aúna corrector y tratamiento antiedad en un solo producto. El aplicador de esponja facilita su uso y ayuda a depositar el producto entre las arrugitas (precio aprox. 8 €).

Camouflage Concealer Cream, de Catrice

Camouflage Concealer Cream, de Catrice

Con cobertura media y  textura cremosa, está indicado especialmente para las pieles mixtas y grasas. (precio aprox. 5 €).

Healthy Mix Correcting Concealer, de Bourjois

Healthy Mix Correcting Concealer, de Bourjois

Corrector de textura muy cremosa, fluida y con cobertura alta. Su acabado mate es ideal para el día a día. Evita la aparición de pliegues sellando el producto después con polvos sueltos. (precio aprox. 9 €).

Stay Natural, de Essence

Stay Natural, de Essence

Acabado natural y cobertura media- baja para este corrector en formato pincel que es una opción muy económica. Unifica el tono de la ojera y aporta luminosidad, dejando un acabado ligero en el área. Uno de los productos más económicos del mercado. Su precio, en torno a los 3 euros según puntos de venta.

Corrective Concealer, de ELF

Corrective Concealer, de ELF

Paleta con cuatro tonos de corrector y precorrector. Textura cremosa, con cobertura ligera. Incluye un pincel para su fácil aplicación. (precio aprox. 3 €).

Corrector líquido, de Lola Make Up

Corrector líquido, de Lola Make Up

Corrector de alta cobertura y de larga duración. Textura ligera que ayuda a suavizar las líneas de expresión y unifica el tono del rostro. (precio aprox. 9 €).

Fit Me, de Maybelline

Fit Me, de Maybelline

Textura cremosa y ligera para uno de los correctores low cost más conocidos. Ideal para pieles secas, se fundirá a la perfección y su cobertura es media alta. No es recomendable para las ojeras más oscuras. Su gran variedad de tonos lo convierten en un producto lleno de posibilidades (precio aprox. 5 €).

Concealer in a Jar, de NYX

Concealer in a Jar, de NYX

Un producto en crema, con cobertura media- alta, duradero y fácil de aplicar directamente con los dedos. Su composición no deja sensación grasa y está disponible en varios subtonos según tus necesidades. Por ejemplo el tono Lavander (violáceo) es ideal para cubrir las zonas como venitas u ojeras de subtono verdoso (precio aprox. 6 €).

Anti- edad multimineral, de Bell

Anti- edad multimineral, de Bell

Su composición con proteínas de trigo y  extracto de semilla de algarrobo crea un complejo activo que hidrata e ilumina la piel. Contiene  además filtros de protección solar UVB (precio aprox. 5 €).

El corrector es una herramienta básica en el neceser de maquillaje. Si bien el área del contorno de ojos es su principal zona de acción, este producto esconde muchos más secretos y opciones. Sus posibilidades son (casi) infinitas. Desde iluminar la mirada hasta matizar granitos y manchas. Presentamos propuestas low cost para todo tipo de pieles, pero ten en cuenta que este producto que se debe elegir cumpliendo primero algunas pautas.

El tono de la zona de piel a cubrir es muy importante. Escoge el más adecuado según se pretenda aportar luz al contorno de ojos, ocultar unas ojeras muy marcadas o eliminar la rojez de un granito. Así los tonos de corrector más allá de los tradicionales (siempre adaptados en intensidad al color de tu piel) pasan por el salmón (ojeras azuladas), el verde (granitos y venas rojizas), el lila o rosado (ojeras verdosas o venitas) o azul (para manchas amarronadas como las del sol). Conocidos también como precorrectores deben siempre aplicarse antes de la base de maquillaje.

Además, la textura es clave para conseguir el efecto deseado. Apuesta por acabados en crema o barra si la ojera está muy marcada y por productos fluidos para las finas líneas de expresión y arrugas. Siempre con fórmulas hidratantes (no tienen que aportar grasa) que sean fáciles de extender para no ejercer mucha presión en esa área tan delicada.

Ingredientes como la jojoba, el elastinol, las vitaminas A, C y E y la cafeína ayudan a mejorar la apariencia y desinflamar las bolsas que pueden surgir. Lo mejor, fórmulas hipoalergénicas, ya que se trata de un producto que puede entrar en contacto con los ojos.

El corrector además puede ser usado como prebase para ojos (unificará el tono del párpado) si te haces con un tono más claro y otro más oscuro se convertirán en un kit ideal para el contouring. Si no deseas aplicar una base de maquillaje por todo el rostro, con tapar pequeñas imperfecciones e iluminar el área de la ojera se conseguirá un efecto #nomakeup natural y efectivo. Perfecto para los días en los que solo tienes un minuto.

Recuerda utilizar sólo la cantidad necesaria de corrector para no crear pliegues o aportar demasiado producto en la zona. Menos es más también aquí. Además, conviene sellar el corrector con polvos para lograr una mayor fijación y cobertura, especialmente en las pieles más grasas.

Déjanos tu comentario