La coloración adecuada para ti según tu tono de piel y ¡combínala con tu ropa!

Un cabello coloreado puede ser capaz de realzar tus mejores rasgos o de sacar a la luz tus pequeños defectos. Te damos las claves para tomar la decisión correcta y sacarle todo el partido posible a tu nuevo color de pelo.

Actualizado el

1-5
Clara cálida. Piel clara cálida

1 / 5

Piel clara cálida

Tanto el rubio rosado como dorado y los tonos cobres son perfectos si tu piel es blanquita, como la de Emma Stone. Eso sí, ten cuidado si eliges un rubio platino o lucir el pelo blanco, porque pueden acentuar las rojeces de tu cutis.

Clara fría. Piel clara fría

2 / 5

Piel clara fría

Si, al igual que Rooney Mara, te decantas por un tinte oscuro, ten en cuenta que los subtonos azules te favorecerán más, ya que proporcionarán luz a tu rostro.

Cetrina

3 / 5

Cetrina

Lo más eficaz para las chicas con el tono de piel como el de Paula Echevarria son las mechas highlights. Aportan profundizad y luz al rostro, con un resultado muy natural.

Latina

4 / 5

Latina

Reflejos avellana, canela o caoba son infalibles para contrarrestar los posibles tonos verdes de dermis como la de Eva Longoria. Pero si prefieres algo un poco más claro, el caramelo y la miel, también funcionan.

Mulata

5 / 5

Mulata

Lo mejor de las pieles algo más oscuras, como la de Rihanna, es su versatilidad. Les sientan igual de bien coloraciones claras, como apagadas. La única clave es crear contraste.

Los principios básicos que sirven de guía a los profesionales a la hora de recomendarte una coloración u otra son el tono de tu piel y el color de tus ojos; aparte de tu edad, tu estilo y tu personalidad. ¿Te apetece cambiar el tono de tu melena y no sabes cuál es mejor para ti? Quique Sánchez, director creativo del salón de peluquería Espacio Q, te explica los que favorecen a cada persona:

  • Clara cálida: Les quedan genial los colores miel, dorados y avellanas.
  • Clara fría: es una piel que permite tanto colores fríos como cálidos. Funcionan muy bien los rubios claros.
  • Cetrina: La clave está en alejarse de los colores que se asemejan a nuestra ojera o color de piel, ya que si no los acentuarán. Le vienen muy bien los tintes cálidos.
  • Latina: Los colores trigueños aplicados con la técnica tiger eye son ideales.
  • Mulata: Los colores un poco más oscuros son los que mejor funcionan, aunque los claros con raíces oscuras también son buena opción.

Una vez hayas descubierto qué tinte es el que más te pega, llega el momento de entonarlo con la ropa de tu armario. El equipo de personal shoppers online de Lookiero, te da las claves para acertar:

  • Blanco: Para las más trendy, el plata o blanco es imprescindible esta temporada, pero hay que saber cómo lucir el cabello de abuela sin verse como una. Busca colores que acentúen el brillo de tu melena sin restarle atención. Hay que apostar por las mezclas de blanco y negro, con alguna prenda de color brillante, un maquillaje atrevido o accesorios interesantes. Elige blanco, azul, rosa, verde botella y verde inglés y evita amarillo, naranja, verde oliva, marfil y caqui.
  • Rubio: Las rubias se ven favorecidas cada vez que usan tonos naturales: colores tierra, verdes o metálicos, porque así resaltan al máximo el color dorado de sus melenas. Elige blanco roto, rosa claro, azul cielo y gris y evita pistacho, mostaza y naranja.
  • Chocolate: Aunque el castaño es muy común, no es nada aburrido. Lo mejor es que combina con casi cualquier color de ropa y así lograr un look de impacto. Sin embargo, los que más acentúan tu cabellera son los brillantes, neones y aquellos que contrasten con su calidez. Elige marfil, coral, azul royal y mostaza y evita nude, negro, verde botella y colores empolvados.
  • Pelirrojo: Las chicas con esta cabellera tienen muchos atributos que las hacen llamativas, pero para realzar su melena de fuego y su piel clara, los colores que deben elegir son los cálidos e intensos, que contrasten con la palidez de su rostro y pelo. Elige coral, naranja, azul royal o marfil y evita burdeos, pasteles, negro y rosa.
  • Moreno: Al igual que a las castañas, a las morenas les va genial casi cualquier color, pero para distinguir un acierto de un fracaso cromático, se debe tener en cuenta el tono de la piel, si es frío o cálido. Un pequeño truco para poder hacernos una idea es mirar las venas en el antebrazo. Si se ven azuladas, el tono de la piel es frío y si se ven verdosas es una piel cálida. Elige blanco nuclear, fucsia y azul marino y evita negro, gris oscuro y amarillo.

Te puede interesar:

pelo tinte de pelo
Loading...