Algunas melenas también necesitan botox

Si tienes poco pelo o muy fino te interesa esta técnica

| Actualizado a

Así como en el rostro hay zonas que necesitan recuperar volumen, o mejorar pequeñas arrugas a base de colágeno y ácido hialurónico, el pelo también puede pedir a gritos una leve inyección de botox.

Lo llaman botox capilar, pero en realidad ni le inyectan nada, ni es toxina botulínica. Su nombre le viene dado porque rejuvenece la calidad del cabello. La fibra recupera esa juventud que le arrebata cada día la contaminación, el sol, el frío, el secador, etc.

karlie kloss

Este tratamiento, explica el equipo del Salón de belleza V&I, "está especialmente indicado para los cabellos frágiles y finos, cuya finalidad es rellenar la fibra capilar, gracias al ácido hialurónico que contiene." Es ideal para aquellas que tienen el cabello seco, frágil, con mucho frizz y dañado por cualquier tipo de químicos como los tintes y las decoloraciones. Tras realizarse el tratamiento, el cabello recupera su suavidad y brillo al instante. El Bótox viene a ser el tratamiento detox para cualquier melena de hoy día que quiera resetear procesos dañinos tan insignificantes como un alisado.

La duración del proceso es aproximadamente de 50 minutos, pero para obtener los resultados de una melena sana, desde el salón recomiendan unas 5 sesiones, dependiendo del estado del cabello. Por ejemplo, para un pelo decolorado se recomienda cada 5 lavados. Para un cabello normal, repetir una vez al mes.

Sin jeringuillas, ni procedimientos agresivos, cabe destacar que esta técnica se aplica directamente en el pelo, mediante masajes y calor.

Emily Ratajkowski

¿En qué consiste?

Para empezar se lava el pelo con un champú capaz de abrir las cutículas de modo que el producto penetre mejor.

Después, se seca el pelo con toalla y se divide en capas con el fin de aplicar el producto mechón por mechón, al tiempo que se masajea.

Una vez terminada la aplicación del producto, se aplicaría calor entre 15 y 20 minutos aproximadamente, con el fin de que su efecto se potencie.

Una vez enjuagado el pelo y seco, con secador, se pasa la tenacilla para sellar las cutículas, mechón a mechón. A partir de ahí, se vuelve a la normalidad de lavados siendo aconsejable dejarlo descansar, al menos un día.

Loading...